SHERLEG Bebidas de Calidad, con sabor a Páramo

Cae la lluvia, se filtra lentamente bajo el suelo , incorporándose a las aguas subterráneas formando los acuíferos liberándola dos o tres años después a través de los nacimientos en donde se inicia el proceso de embotellado partiendo del cuarto del manantial que mantiene el agua libre de cualquier contaminante superficial, es un agua totalmente pura (tiene 32 partes de sólidos por millón); desciende por si misma por un tubo que la concentra en un tanque de más de 50.000 litros para pasar por los filtros de arena y carbón y continuar bajando por una torre de 14 metros de altura, con el fin de esterilizarla con ozono (forma inestable del oxígeno, es un poderoso agente oxidante que destruye cualquier microorganismo a su paso), inyectamos gas ozono en la base de la columna que asciende mientras el agua desciende, de esta forma el ozono esteriliza el agua, para pasar por un proceso de desinfección con luz ultravioleta terminando en el centro de embotellado.